Tu hija se enamorará de un patán o un hombre bueno según como sea su padre

Este tema lo he discutido muchas veces con mis amigas y estoy segura que también lo has pensado. Observa a tu pareja, es probable que tú, como nosotras, encuentres algún rasgo de su personalidad que te recuerda a… ¡tu padre!

Es inconsciente, pero  totalmente cierto,  la relación que tenemos con nuestra figura paterna influye directamente en nuestra elección de pareja.

De la relación con el padre depende la vida sentimental de las hijas

La psicóloga Shirani M. Pathak, psicoterapeuta con licencia y coach de relaciones del Centro de Relaciones de Silicon Valley, explicó al sitio HelloGiggles, cómo es que tu relación de padre afecta tu vida amorosa. No, no solo es una percepción o leyenda urbana sin fundamento. Es real.

¿Cómo es tu papá?

Es probable que tu papá sea un hombre carismático, práctico en casa, generoso, justo y que haría cualquier cosa por ti y por tu mamá. Quizá sigan enamorados después de todos estos años… Si analizas fríamente a tus parejas románticas descubrirás que tienen algunos rasgos en común en cuanto a su personalidad, ¡algunos incluso físicos!

Sin embargo, dice la experta en la publicación, es posible que hayas crecido con un padre ausente, que quizá recuerde tu cumpleaños o tal vez no lo haría. Tus padres pueden haberse divorciado y, si no lo hicieron, quizá tuvieron una relación difícil. Sé honesta, ¿te has sentido atraída por parejas inestables?

“Si bien siempre hay excepciones, en esencia estás saliendo con una versión de tu padre”, dice Pathak.

Primero mira cómo se relacionan tus padres entre sí

Muchos padres son amorosos con sus hijas, pero no así con sus parejas. Si piensas que las peleas constantes entre tus padres no te afectaron, vuelve a meditarlo porque estás en un error.

De acuerdo con Pathak y, muchos otros psicoterapeutas, si bien la relación que tiene papá contigo influye, lo hace mucho más la forma como se llevan tus padres entre sí.

“Lo que aprendemos de las relaciones lo aprendemos no solo observando  a los adultos que nos rodean y cómo se relacionan con nosotros, sino cómo interactuaron entre ellos cuando estábamos creciendo. No es un mito que las relaciones de nuestros padres y con nuestros padres impactan nuestras vidas amorosas”, explica la experta.

La psicoterapeuta dice que hay excepciones: “También es posible que hayas crecido en una situación familiar complicada, con una figura paterna poco solidaria y ahora tienes a la pareja más increíble que ni en sueños se parece a tu padre. Si bien puede ser una realidad, por desgracia estas situaciones tienden a ser la excepción, no la regla. La mayoría está del otro lado”, asegura.

Y no es que busques inconscientemente una calca exacta de tu padre, un rasgo mínimo basta.

Muchas personas con padres alcohólicos encuentran a alguien “bueno”, después de haber salido con una o varias personas que tienen problemas con la bebida. Del mismo modo, hay quienes sufrieron un padre ausente y sus parejas románticas tienden a actuar igual, descuidándolas emocionalmente. Es doloroso pero es real.

“Si tienes una relación difícil con tu padre, la razón por la que podrías tener dificultades en tus relaciones románticas con los hombres es porque estás llevando tu lucha de la infancia a la vida adulta. Solo que esta vez tienes esperanzas inconscientes de arreglar lo que está dañado, de ganar el amor, el afecto, la atención o lo que sientes que no recibiste de tu padre cuando eras niña. Básicamente, por terrible que parezca, tu pareja romántica se convierte inconscientemente en un padre sustituto”.

¿Y ahora…?

Como dicen en los grupos AA, el primer paso es aceptar e identificar el problema. Para romper el ciclo es vital que te des cuenta de que existe. Claro que se puede romper el patrón, pero no es fácil, el subconsciente nos traiciona muchas veces.

“Si estás luchando en tu vida amorosa, primero debes estar lista para terminar esa lucha. Busca el apoyo de un profesional calificado para que te ayude a curar las heridas de la infancia. Esto te ayudará a dejar de convertir a tus parejas románticas adultas en padres sustitutos y podrás comenzar a disfrutar de tu vida amorosa”, explica Pathak.

Podemos cambiar las cosas, pero lo primero es que estés decidida a hacerlo.

 

Fuente: melodijolola