No deberías avergonzarte por hacer estas cosas cuando vives sola

Vivir sola es una de las mejores cosas que te pudieron haber pasado en la vida. Sí, quizá extrañas a tu familia, pero no puedes negar que tener tu propio y fenomenal espacio es algo genial: ¡por fin puedes hacer lo que quieras, cuando quieras!

La verdad es que hay algunas cosas vergonzosas que haces cuando vives sola, pero, la buena noticia, es que no tienes por qué sentirte mal por ella.

¡Veamos algunas!

  1. Dar un concierto

Algunos estudios han demostrado que el baile y el canto mejoran drásticamente cuando se hacen sin audiencia. Así que ahora que vives sola, siéntete en completa libertad de dar conciertos y olvídate de la pena.

  1. No limpiar

A menos que vayas a hospedar a alguien, no sientas vergüenza por dejar de hacer la limpieza o tender tu cama durante unos días. En verdad, al vivir sola puedes darte el lujo de alejarte de la escoba.

  1. Soltar un gas

Cuando vives sola, tus flatulencias y demás procesos digestivos ya no deben ser una fuente de vergüenza. De hecho, jamás tendrían que serlo, ya que son parte de un proceso natural del cuerpo.

  1. No bañarte

Si Shakira no se baña los domingos, ¿por qué tú sí? Si vives sola puedes olvidarte de ducharte durante un día y nadie te lo echará en cara. Suena un poco mal, pero aun así, cuando suceda, no te sientas mal.

  1. Andar desnuda

Tener tu propio espacio te brinda la ventaja de permitirte andar por él con muy poca ropa e incluso, sin ella, si así lo deseas. Estás sola, por lo tanto, tu desnudez continuará siendo completamente tuya.

  1. Beber o comer directo el envase

Si nadie va a visitarte, no te sientas mal por beber o comer algo directamente de su envase, por ejemplo, la leche. Todo lo que está en tu casa es totalmente tuyo y claro que puedes disfrutarlo a tu antojo.

 

Fuente: VEINTITANTOS