Los acosadores pueden saber dónde vives tan sólo con una foto tuya

Como un cuento de terror moderno, una joven Idol de Tokyo fue hostigada en su casa después de que un acosador identificara su dirección gracias al reflejo de su hogar en las pupilas de sus ‘selfies’.

Según el periódico Tokyo Reporter, el 1 de septiembre, Hibiki Sato de 26 años atacó sexualmente a Ena Matsuoka, mujer de 21 años, quien forma parte de la agrupación Idol underground Tenshitsukinukeniyomi. Hibiki ingresó ilegalmente al edificio de apartamentos donde vivía la Idol, encontró su departamento e irrumpió en él cuando no había nadie dentro. Al terminar una de sus presentaciones, Ena fue a dormir a su casa y fue atacada por detrás mientras el joven le cubrió el rostro con una toalla para después arrastrarla y acosarla sexualmente con violencia, causando heridas en el rostro y cuerpo.

En la cultura japonesa se considera un Idol a una celebridad, generalmente actores o cantantes, que ha obtenido fama en gran parte tan sólo por su apariencia, por lo cual genera un número considerable de fanáticos, en su mayoría jóvenes adultos.

El pasado 17 de septiembre, Hibiki se declaró culpable del cargo de asalto indecente con lesiones ante la Policía Metropolitana de Tokio. Al investigar sobre el delito, la policía advirtió sobre la técnica utilizada por Hibiki para acosar a la joven Idol en su propio domicilio.

El agresor utilizó algunas de las fotografías y videos publicados en las redes sociales de Ena para hacer un acercamiento extremo a sus pupilas y definir en su reflejo el paisaje de las calles, después los buscó en Google Maps y comparó las imágenes. El joven pudo precisar el piso en el que se encontraba el apartamento basándose en la ubicación de las ventanas y el ángulo de la luz solar en los ojos de algunos videos de la Idol.

La policía aprovechó el incidente para advertir a los usuarios sobre las nuevas tecnologías y sus potenciales peligros al exponer nuestra información personal en alta definición a miles de usuarios.

 

Fuente: culturacolectiva