Los 34 años son el fin biológico de la juventud

Según un estudio esa es la edad donde el cuerpo comienza a envejecer, pero también empiezas a fijarte en cosas más importantes como ‘amar’.

Muchos le tienen miedo a la vejez, consideran que todo se hace más difícil pero lo cierto es que también se descubren nuevas cosas y nacen otros intereses. Aprendes lo bien que es quedarse en un lugar donde te sientes querido, te fijas en lo que realmente es importante.

Lo cierto es que un estudio realizado por la Universidad de Stanford, según la reseña del diario El País concreto los 34 años como la edad donde se lega a la cumbre de la juventud.

Según ellos es donde se alcanzan los límites de vitalidad física máxima en los que se enfrentan la mayor cantidad de estragos del tiempo. De ahí en adelante el envejecimiento aunque no sea detectable es progresivo y no hay nada que lo detenga.

«La identificación de proteínas que promueven o antagonizan el envejecimiento en diferentes etapas de la vida podría conducir a terapias más específicas y a otras de tipo preventivo».

-Ángel Durántez, médico preventivo

Para llegar a esta conclusión se realizó una muestra en 4 mil 300 personas a las que se le realizaron exámenes de sangre. Con ello se buscaba identificar el desarrollo de 373 proteínas específicas a voluntarios entre los 18 y 95 años.

Al obtener resultados hubo tres momentos de la vida en los que el plasma sanguíneo presentaba cambios notables. A los 34, 60 y por último a los 78 años de edad descendía de forma notoria muchas sustancias que nos mantienen enérgicos.

Durante esos cambios se observaba un decremento bastante importante en el área cognitiva y física, pues la masa ósea disminuye haciendo más difícil mantenerse de pie.

Otro dato importante es que las mujeres suelen ser más longevas que los hombres, su cantidad de absorción y manutención proteica dentro del cuerpo las hace más aptas. Una ventaja bastante amplia con respecto a los hombres, quienes suelen perder sus energías más rápidos.

Es algo que no debe preocuparnos, la edad no es limitante para alcanzar nuestros sueños pues sin duda alguna tendremos otros intereses pero de corazón somos los mismos.

 

Fuente: upsocl