Inapropiadas notas escritas por niños que fueron entrenados para decir la verdad

Siempre que se habla de niños hay risas y preocupaciones aseguradas. Los que son papás (lo sé porque así sufrieron los míos conmigo) conocen perfectamente las barbaridades que los niños llegan a decir en frente de otros adultos. En su inocencia no es posible entender que decirle «borracho» al vecino (aunque sí lo sea) es una falta de respeto. Si lo ven, se lo dicen sin ningún disfraz.

Es bien cierto que los niños siempre dicen la verdad (igual que sus vecinos borrachos) pero a veces tanta franqueza pone en apuros a los papás. Pero es genial cuando dicen cosas tan ocurrentes que a todos hacen reír.

 

  1. En serio gracias, mamá

  1. Está hablando en serio

  1. Estoy de acuerdo con él

  1. Gracias Dios. Con cariño, Daniel

  1. Y no puedo imaginar cuál es esa extraña razón

  1. Aunque use un sombrero con una curiosa forma

  1. La violencia nunca es buena

  1. Aún así, felicidades

  1. Con amor: Juan, desde un retiro espiritual para amar a la familia

  1. Antes de ti tengo dos mejores amigas más

 

Fuente: upsocl