Científicos pagarán a quien se deje infectar con el virus de la influenza ¿aceptarías?

La enfermedad H1N1 es una cepa variante de la influenza porcina, la cual se presenta en el ser humano comúnmente durante la época invernal, por lo cual también es conocida como gripe estacionaria.

De acuerdo con los médicos de Mayo Clinic, la influenza H1N1 se caracteriza por aquejar al paciente con fiebre, escalofríos, tos, dolor de garganta, congestión nasal, dolor muscular, migraña, fatiga y náuseas.

Dependiendo del subtipo de esta gripe (puede ser H2N2, H3N2v), existen varias vacunas o medicamentos que ayudan a evitar su propagación o a inhibir los síntomas. Estos fármacos son producto de una intensa investigación científica, realizada en las más prestigiosas instituciones educativas y de salud.

Gracias a estas investigaciones, los científicos tienen la certeza de cómo el cuerpo humano puede reaccionar a cierta fórmula o ingrediente activo, y con eso crear medicamentos eficaces.

Una de estas investigaciones constará de infectar deliberadamente a un grupo de voluntarios, con el virus de la influenza. Esto se hará para probar los efectos que los anticuerpos existentes en nuestro organismo tienen sobre el virus (cabe destacar que a los voluntarios se les pagará por sus servicios).

Los voluntarios serán expuestos al virus en condiciones controladas, en las cuatro unidades de Evaluación de Vacunas y Tratamiento, respaldadas por el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID).

Los investigadores estudiarán cómo los anticuerpos humanos afectan la magnitud y la duración de los síntomas de la gripe. El grupo de estudio estará compuesto por 80 voluntarios, con edades entre 18 y 50 años.

El estudio se basa en investigaciones de los científicos del NIAID, quienes buscan desarrollar un modelo de enfermedad de influenza con estudios controlados.

Los participantes recibirán una dosis de la cepa del virus de la influenza estacional, por medio de un aerosol nasal.

Al finalizar el experimento, los participantes recibirán un pago, además de que el transporte al laboratorio y los viáticos serán cubiertos en su totalidad.

El virus con el que se infectarán los participantes es una variante creada en laboratorio, llamada MM2 H1N1, y produce una influenza de leve a moderada, con lo que garantizan que el paciente no tendrá complicaciones que pongan en peligro su salud.

Los voluntarios deberán permanecer en la clínica al menos una semana después de haber sido infectados, para obtener muestras de sangre, de mucosidad y cultivos de garganta de manera periódica.

Las observaciones y el seguimiento a los pacientes durarán alrededor de 90 días, en los cuales se deben de tener un registro diario detallado de los síntomas que los voluntarios presenten.

Se espera que los resultados de esta prueba estén listos para mediados de mayo de 2020.

 

Fuente: vix