Así son las nuevas piscinas de arena, para los que quieran tener la playa en su propia casa

Se acerca el verano y empezamos a necesitar una buena dosis de playa. Pero quién no ha soñado alguna vez con tener una en su propio jardín trasero, para despertarte cada mañana con los pies en la arena, sin tener que moverte de tu casa.


Por suerte, gracias a la tecnología y a los avances, existen las piscinas de arena de playa, y ahora puedes tener una en tu propia casa para el disfrute de tu familia y cada vez más gente las está eligiendo para su hogar

Son muchas las características que destacan a estas pisicinas de arena natural como innovadoras, empezando por la limitada invasibilidad ambiental que permite a la piscina introducirse en el entorno de forma armónica y sin utilizar hormigón armado. Por consiguiente, precisamente el medio ambiente es el primer beneficiario: los productos utilizados, las impermeabilizaciones y el peso de la estructura son muy innovadores, un sistema para crear flujo, bienestar y ambiente al mismo tiempo.

Rodeadas por rocas, estas piscinas de arena son muy fáciles de mantener limpias, ya que están fabricadas de materiales como la arena compacta o el hormigón gunitado.

Además, si ya tienes una piscina, no existe ningún problema para adaptarla y crear una que haga que tu jardín se convierta en un verdadero paraíso. En tan solo 30 días podrás tener tu piscina nueva disponible.

Para mantener el agua limpia, los cuidados son exactamente iguales que los de una piscina tradicional.

Otra gran ventaja es que para entrar a estas piscinas, solo debes caminar por una rampa muy suave, así que no se necesitan escaleras. Esto hace que sean piscinas más seguras para los niños, las personas mayores y aquellos con problemas de movilidad.

Por otro lado, la profundidad de la piscina también es optativa. Puedes elegir si quieres que la piscina sea más o menos profunda, con el mayor nivel de profundidad en el centro, en un lado o en diversos puntos de ella.

¿Cómo se realizan estas piscinas?
Este tipo de pisicinas son muy resistente a la intemperie: están compuestas de arena compactada y totalmente adherida al soporte de hormigón, dando la apariencia de arena de playa y siendo antideslizante tanto en seco como en mojado. Posee un alto grado de flexibilidad que evita el agrietamiento, es agradable al tacto y posee un bajo coeficiente de acumulación térmica (no quema incluso a pleno sol). Es moldeable a cualquier forma que se desee, ofreciendo así una estética de innegable atractivo.

 

Fuente:Intriper